Las claves para preparar un buen cochinillo asado

Las claves para preparar un buen cochinillo asado

Muchos de los clientes que acuden a nuestro restaurante con menú en Salamanca llegan hasta nosotros atraídos por la fama de nuestro cochinillo, asado o frito, no en vano estamos hablando de las grandes especialidades de la casa.

A menudo, cuando los clientes se preparan para salir, no es extraño que alguno de ellos se nos acerca a pedir la receta de ese cochinillo que acaban de tomar en nuestro restaurante con menú en Salamanca. De modo que vamos a ofrecerte unos pequeños consejos por si quieres prepararlo en tu casa.

Es importante que pidas en la carnicería que te lo abran por la mitad, de la cabeza hasta el rabo. Pica unos dientes de ajo y mézclalos con 200 gramos de manteca de cerdo, sal gorda, una cucharadita de tomillo y de orégano. Si preparas esta mezcla un día antes de usarla cogerá  mucho más sabor y se lo transmitirá al cochinillo.

Precalienta el horno a 150 grados durante una hora y, mientras, unta las costillas del cochinillo con parte de esa mezcla que has preparado y colócalo una bandeja de horno o, mejor aún, en una fuente de barro, la piel del animal debe quedar hacia la parte superior. Si a mezcla de la manteca está demasiado dura puedes ponerla uno o dos minutos en el microondas para ablandarla.

Añade en la fuente un vaso de agua y unas hojas de laurel procurando no mojar la piel del cochinillo. A continuación, unta en la piel del cochinillo el resto de la manteca y pincha con un tenedor la piel y al cabeza para evitar que se formen bolsas de aire. Ya solo tienes que meterlo en el horno unas dos horas

Aunque te será más cómodo que vengas a probarlo al Restaurante Don Cochinillo.   

haz clic para copiar mailmail copiado